Cáncer de próstata: los primeros signos y síntomas, etapas, diagnóstico y tratamiento de un tumor

Carcinoma, adenocarcinoma, tumor de próstata, cáncer de próstata son los nombres de una enfermedad, que es el tipo de oncología más común entre los hombres mayores de 50 años. La mayoría de las relaciones sexuales más fuertes a esta edad tienen una forma subclínica asintomática de esta enfermedad. Según los estudios, cada tercer hombre cuya causa de muerte no era cáncer de próstata, se identificaron áreas de malignidad previamente definidas clínicamente. Después de 80 años, ocurre un problema similar en el 80% de los hombres.

¿Qué es el cáncer de próstata?

La glándula prostática (próstata) es una glándula endocrina que pertenece al sistema reproductor masculino, realiza la función de producir líquido seminal y participa en la eyaculación. La próstata se encuentra debajo de la vejiga cerca del colon; parece una nuez que se envuelve alrededor de la uretra. El hierro afecta directamente la capacidad de retener la orina. Este cuerpo es muy susceptible a los cambios relacionados con la edad, incluida la oncología.

El cáncer de próstata es un tumor maligno que se desarrolla a partir del tejido glandular del epitelio. Al igual que otros cánceres, el carcinoma de la glándula prostática tiene la capacidad de propagar metástasis a otros órganos, sin embargo, la progresión de la enfermedad se produce lentamente, puede tardar entre 10 y 15 años desde la aparición de signos microscópicos del tumor hasta la etapa crítica. Incluso un pequeño tumor de la glándula prostática puede propagar metástasis, principalmente al sistema óseo, hígado, ganglios linfáticos, pulmones y glándulas suprarrenales.

Esta es la mayor insidiosidad de la enfermedad: si el tumor se puede extirpar quirúrgicamente sin metástasis y la enfermedad desaparece, con el crecimiento de la metástasis, ningún médico puede hacer frente al problema. En este caso, los pronósticos serán muy tristes, hasta un resultado fatal. Por lo tanto, es muy importante detectar a tiempo el cáncer de próstata en los hombres y, para esto, escuchar a su cuerpo y visitar regularmente a un urólogo, especialmente después de 50 años.

¿Cuántos viven con cáncer de próstata?

Los estudios estadísticos muestran que uno de cada siete hombres de cincuenta años o más tiene cáncer de próstata. Esta enfermedad es una causa común de muerte entre los hombres mayores. La supervivencia suele ser alta: tome 5 años para el valor calculado, todo depende de la etapa de la enfermedad y el nombramiento de un tratamiento adecuado:

  • En la primera etapa, viven con el tumor durante mucho tiempo, 100% de supervivencia, siempre que se sigan las prescripciones del médico. Sin embargo, la enfermedad es muy insidiosa y en las primeras etapas pasa sin síntomas, por lo que no siempre es posible determinarla y comenzar el tratamiento a tiempo.
  • La segunda etapa: la supervivencia es del 85% de los pacientes con un tratamiento adecuado con resultados positivos.
  • La tercera etapa se caracteriza por el crecimiento de la neoplasia más allá del órgano, y el pronóstico de supervivencia es del 50%.
  • La cuarta etapa se caracteriza por un curso crítico, metástasis a los órganos, por lo tanto, con un tratamiento agresivo, los pacientes viven no más de tres años. Cinco años pueden vivir no más del 20% de los pacientes. El principal problema del cáncer de próstata es la detección tardía, ya que los hombres son muy frívolos sobre su salud, por diversas razones evitando el examen.

Síntomas

Los principales signos de carcinoma de próstata en los hombres son muy similares a los de un adenoma (tumor benigno) de la próstata. En las etapas posteriores de la enfermedad, los síntomas son los siguientes:

  • dolor
  • dificultad para orinar dolorosa;
  • función eréctil deteriorada, que conduce a la impotencia;
  • sangre en la orina (hematuria);
  • necesidad frecuente por la noche de levantarse para orinar;
  • una sensación de plenitud de la vejiga y un deseo agudo de ir al baño;
  • el flujo de orina es débil, se interrumpe, hay necesidad de esforzarse4
  • sensación de vejiga no completamente vacía.

Cuando las metástasis penetran en órganos y tejidos cercanos y distantes en etapas avanzadas de cáncer, esto causa dolor constante e inconvenientes de una naturaleza diferente:

  • dolor y falta de unión de fracturas en áreas metastásicas de los huesos;
  • resfriados frecuentes, enfermedades virales debido a una disminución de la inmunidad;
  • dolor en otros órganos metastásicos;
  • estreñimiento
  • deposiciones mezcladas con sangre y moco;
  • apatía y fatiga;
  • hematuria
  • tos con esputo sanguinolento;
  • pielonefritis, dolor en la región lumbar;
  • pérdida de peso aguda;
  • la piel se convierte en un tono terroso pálido.

Síntomas tempranos

El curso lento de la enfermedad con la ausencia de síntomas visibles en una etapa temprana solo aumenta su peligro. Los síntomas del carcinoma de próstata en una etapa temprana son casi imposibles de notar, por lo tanto, los hombres después de los 45 años deben someterse a un examen y hacerse pruebas. La detección temprana y el tratamiento de la enfermedad aumentan las posibilidades del paciente. Tal vez no se revele nada grave, pero debe asegurarse de esto después del examen. Debe tener cuidado y consultar a un médico si:

  • a menudo tienen que ir al baño por la noche;
  • la presión del chorro es débil;
  • el vaciado ocurre tenso con sensaciones dolorosas de ardor.

Razones

La incidencia del cáncer de próstata varía según el área geográfica. Por ejemplo, en Asia meridional y oriental, según algunos estudios, la aparición de la enfermedad es mucho menor que en la región europea. La ciencia aún no ha podido determinar las verdaderas causas de malignidad, pero se conocen los principales grupos de riesgo:

  1. Herencia Según un estudio de gemelos, el 40% de todas las enfermedades del cáncer de próstata fueron en hombres cuyos antepasados ​​también sufrieron esta patología.
  2. El efecto sobre el cuerpo de los factores cancerígenos.
  3. Forma de comer. Los alimentos grasos ricos en calorías, la falta de verduras en la dieta aumentan el riesgo de oncología.
  4. Progresión del adenoma de próstata.
  5. Edad después de los 45 años.
  6. Raza Los pueblos africanos son más susceptibles a la oncología.
  7. Estilo de vida sedentario.

Etapa-

La clasificación generalmente aceptada de carcinomas, que se utiliza en las clínicas europeas de urología, es el sistema de puntuación de Gleason: las etapas se evalúan de acuerdo con el grado de malignidad. El cáncer levemente agresivo se estima en 1 punto y el cáncer altamente agresivo en 5 puntos. Como regla general, si se producen varios focos durante el carcinoma, el material histológico se toma de al menos dos tumores grandes y se resumen los resultados de los estudios, obteniendo un índice en la puntuación de Gleason. Entonces, el índice mínimo es de 2 puntos, el máximo es de 10 puntos.

El siguiente método de clasificación es el sistema Juite-Whitemore, que sirve para diferenciar el tamaño del tumor, el daño a los ganglios linfáticos y la presencia de metástasis. Prevalencia tumoral:

  1. La primera etapa A. Las células malignas prácticamente no difieren de las normales, el tumor está encapsulado, el curso de la enfermedad es asintomático.
  2. La segunda etapa B. El tumor está encapsulado, ubicado dentro del órgano, no es palpable por vía rectal, se observa crecimiento tumoral, el nivel de PSA está elevado, el curso es asintomático.
  3. Tercera etapa C. El tumor comienza a extenderse más allá de la glándula, extendiéndose a los ganglios linfáticos cercanos, el tumor penetra la vejiga y la uretra, lo que dificulta la salida de la orina.
  4. Cuarto estadio D. Tumor metastásico, nivel elevado de PSA, lesiones metastásicas extensas de ganglios linfáticos regionales, tejidos, órganos, la probabilidad de recaída después del tratamiento.

Diagnósticos

No se asuste ante los primeros problemas al orinar. Tal vez se trate de una leve inflamación o adenoma, pero debe ir al médico para determinar la imagen exacta del problema. El diagnóstico consiste en:

  1. Palpación rectal (palpable en las etapas posteriores).
  2. Análisis para el nivel de PSA (antígeno prostático específico). Si un hombre tiene cáncer de próstata, entonces el nivel de PSA aumenta.
  3. El refinamiento de los métodos de examen es un examen de ultrasonido con una sonda rectal (TRUS), tomografía computarizada, biopsia (tomar muestras de un pedazo de la glándula con una aguja especial).

Biopsia: un examen histológico de los tejidos para la confirmación final o la refutación del diagnóstico. Para obtener resultados objetivos, será necesario estudiar unas diez o más muestras de tejido glandular de la próstata tomadas de diferentes partes de la glándula. Sin embargo, este método de diagnóstico tiene efectos secundarios en forma de sangre en las heces, el semen y la orina. Aunque normalmente estas complicaciones desaparecen en dos días, existe la posibilidad de desarrollar el proceso inflamatorio de la glándula prostática en el sitio de extracción del fragmento de tejido y sangrado prolongado.

Tratamiento

Dependiendo de los datos de la encuesta, dada la edad del paciente, el estadio de la enfermedad, la presencia de metástasis, se prescribe el tratamiento. Los siguientes métodos para controlar el carcinoma de próstata son:

  1. La cirugía (método quirúrgico) es una escisión completa de la glándula prostática (prostatectomía).
  2. Medicamentos: terapia hormonal. Los efectos secundarios son poco frecuentes y no requieren tratamiento.
  3. Radioterapia, braquiterapia - exposición radiactiva.
  4. Ablación por ultrasonido enfocada de alta intensidad de la próstata (HIFU) - exposición a ondas ultrasónicas.
  5. Monoterapia antiandrogénica: castración médica.
  6. Remoción con láser.

Operación

El procedimiento de extirpación del tumor se puede realizar de tres maneras: cirugía abdominal abierta, laparoscopia, prostatectomía robótica. La cirugía abdominal tradicional es extremadamente traumática y está llena de complicaciones (incontinencia urinaria, impotencia). El último método le permite minimizar la pérdida de sangre, mantener la función eréctil y el funcionamiento normal de la vejiga. La efectividad de la operación es alta solo en ausencia de metástasis. Una operación exitosa y oportuna es una eliminación completa garantizada de la enfermedad.

Remoción de tumor

La cirugía oral para extirpar un tumor de próstata se realiza bajo anestesia general o local. Durante la operación, se realiza una pequeña incisión en la parte inferior del abdomen, la glándula se separa de la vejiga, la uretra y se extirpa junto con las vesículas seminales. Al mismo tiempo, si es posible, los nervios (preservadores nerviosos) que son responsables de la función eréctil se preservan si no están involucrados en el proceso del cáncer. El muñón uretral luego se conecta a la vejiga a través de un catéter, que se retira dos semanas después de la cirugía.

Preferido tanto para el médico como para el paciente, un método laparoscópico para eliminar las neoplasias. Es menos traumático, menos pérdida de sangre, la recuperación es más rápida, las costuras son casi invisibles. Durante la operación, en la primera etapa, se realizan cinco incisiones en el peritoneo en la cantidad de cinco incisiones pequeñas. Se introducen instrumentos ópticos en las aberturas, con la ayuda de los cuales se extraen el órgano, las vesículas seminales y los ganglios linfáticos regionales. La prostatectomía laparoscópica se muestra para tumores encapsulados sin metástasis.

Una innovadora técnica de eliminación de adenocarcinoma es la prostectomía robótica de da Vinci. En Europa, este método se usa cada vez más a menudo. La operación se lleva a cabo de forma remota utilizando un robot. Los "tentáculos" del robot se introducen en la cavidad abdominal a través de pequeños agujeros, que transmiten la imagen del órgano operado al monitor de la computadora. El cirujano envía comandos al robot sobre qué movimientos realizar a través de un aparato especial, haciendo movimientos con joysticks especiales.

Quimioterapia

La quimioterapia se usa para tratar un tumor con metástasis avanzadas. Además, las indicaciones son la insensibilidad de la neoplasia a la terapia hormonal, la recaída después de la prostatectomía, un tumor de próstata localmente avanzado. La quimioterapia es un bloqueo del crecimiento de células cancerosas y metástasis con sustancias tóxicas. De hecho, los medicamentos de quimioterapia son veneno para las células cancerosas. Una vez en el torrente sanguíneo, el medicamento se propaga con sangre por todo el cuerpo y encuentra las metástasis más distantes.

Sin embargo, las drogas afectan a las células normales de manera similar. Todavía no se ha inventado un medicamento con acción selectiva, por lo que las consecuencias de la quimioterapia pueden manifestarse en forma de síntomas de intoxicación:

  • náuseas con vómitos;
  • diarrea
  • debilidad
  • anemia
  • falta de apetito
  • pérdida de cabello
  • Mareos
  • fatiga

Radioterapia

Para reducir la tasa de división del tumor, bloqueando la aparición de metástasis, radioterapia o radioterapia, se utiliza radiación radiactiva. Sin embargo, la radioterapia para el cáncer de próstata no garantiza una victoria completa sobre una enfermedad maligna. Como regla general, la radiación se combina con la terapia farmacológica para mejorar la efectividad del tratamiento del cáncer de próstata.

Un método alternativo de radiación de alta intensidad en las primeras etapas de la enfermedad es la braquiterapia. El método se basa en la introducción de yodo radioactivo en la glándula prostática. El procedimiento se lleva a cabo bajo la supervisión de una sonda de ultrasonido. Debido a este efecto localizado, el nivel de radiación aumenta en el área afectada y los tejidos cercanos no experimentan fuertes efectos dañinos. Puede realizar el procedimiento de braquiterapia de forma ambulatoria, demora aproximadamente una hora.

Tratamiento de drogas

El crecimiento del cáncer de próstata es estimulado por la testosterona (hormona sexual masculina). La medicación es el uso de hormonas que reducen la síntesis de testosterona. El tratamiento del cáncer de próstata con medicamentos, como la gonadoliberina, solo inhibe el crecimiento tumoral y la propagación de metástasis, reduce la aparición de síntomas, mejora el bienestar de los pacientes, pero no cura la enfermedad.

Tratamiento con remedios caseros.

Para superar el cáncer, deben converger muchos factores: detección temprana oportuna, tratamiento exitoso, inmunidad fuerte y más. Este es un proceso complejo y largo. No hay garantía de que el tratamiento del cáncer de próstata con remedios caseros ayude. En cualquier caso, no lo dudes, busca una manera fácil, trata de forma independiente con hierbas, raíces y otras drogas. Consulte a un médico y deje que los remedios caseros se sumen al tratamiento principal. Es posible que alivien la condición del paciente, fortalezcan la inmunidad y eliminen las toxinas del cuerpo.

Con el cáncer de próstata, los curanderos recomiendan las siguientes hierbas y tarifas:

  1. Pulmón.
  2. Colección: manzanilla, ajenjo, hojas de grosella, hojas de abedul, celidonia, avena, ramas de muérdago, hierba de trigo, milenrama.
  3. Colección de escaramujos, hierba de trigo, raíz de cálamo, bardana, álamo negro.
  4. Colección de hojas de agracejo, escaramujo, hojas de arándano rojo y fresa silvestre, saúco, primavera, caléndula.
  5. Colección: agracejo, corteza de espino cerval, hojas de arce, hojas de abedul, bígaro, cálamo, flores de trébol de prado.
  6. Infusión en alcohol de conos de lúpulo.
  7. Infusión alcohólica de aretes de sauce fresco.
  8. Decocción del té Ivan.
  9. Infusión de agua o alcohol de brotes jóvenes de thuja cubiertos de hojas. (¡Atención! Thuja en grandes cantidades es venenoso).
  10. Supositorios rectales y baños de propóleos.

Previsión

El médico que pueda dar un pronóstico para el cáncer de próstata depende de la etapa de la primera enfermedad detectada. La detección en las primeras etapas aumenta las posibilidades del paciente de una victoria completa sobre la enfermedad. En Alemania, por ejemplo, se presta especial atención a esta enfermedad, los hombres son examinados regularmente y solo el 18% es diagnosticado con cáncer de próstata.En Estados Unidos, el 80% de los hombres que han sido diagnosticados con la misma enfermedad han curado con éxito el cáncer. Un pronóstico positivo depende de cuánto preste atención a su salud.

Prevención

El mejor tratamiento para la enfermedad es su prevención. Existen varias recomendaciones para la prevención del cáncer de próstata:

  1. Un estilo de vida saludable: dejar el alcohol y fumar, la actividad física.
  2. Nutrición Aumente el consumo de frutas y verduras, consuma grasas animales, alimentos que contengan calcio y huevos.
  3. Exámenes regulares por parte de un urólogo, para no perderse el momento crucial de la aparición del cáncer.
Atencion La información presentada en el artículo es solo orientativa. Los materiales del artículo no requieren un tratamiento independiente. Solo un médico calificado puede hacer un diagnóstico y dar recomendaciones para el tratamiento en función de las características individuales de un paciente en particular.