Los principales síntomas clínicos y síndromes de enfermedades infecciosas.

Las enfermedades causadas por microorganismos patógenos (hongos, virus, bacterias) se denominan infecciosas. La susceptibilidad de una persona a ellos depende de muchos factores: edad, enfermedades crónicas, vacunación, cultivo de alimentos. Para reconocer la infección a tiempo, debe saber qué síntomas y síndromes le corresponden.

Síndromes de enfermedades infecciosas

El proceso infeccioso incluye la interacción de tres factores en el cuerpo humano: el medio ambiente, el macroorganismo y el patógeno (parasitario, fúngico, viral). Se manifiesta a nivel celular, subcelular, de órganos, de tejido molecular, y termina naturalmente con la liberación del patógeno o la muerte de una persona. Los principales síndromes clínicos para enfermedades infecciosas:

Letrero

La gripe

Parainfluenza

(ARVI)

Infección por rinovirus

Infección por adenovirus

Inicio

Deterioro agudo

Subaguda

Picante

Subaguda

Signos de intoxicación

Dolor en los ojos, cuello, músculos, dolor de cabeza, latidos, temperatura febril hasta 39 ° C.

No muy pronunciado, debilidad general, dolor de cabeza, fiebre baja

Leve, sin temperatura.

Debilidad, dolor de cabeza, fiebre alta prolongada

Manifestaciones catarrales

Tos seca, dolor y garganta seca, congestión nasal, hipertensión intracraneal

Desde las primeras horas, voz ronca, tos seca, dolor al tragar

Rinorrea, estornudos, secreción nasal.

Rinorrea pronunciada, hinchazón de las amígdalas, placa en la lengua, hiperemia de la faringe

Complicaciones

Lesiones neurológicas, bronquitis aguda, patologías del corazón, vasos sanguíneos, riñones, síndrome de Reye.

Exacerbación de EPOC y BA, bronquitis aguda

Sinusitis, otitis media

Angina lacunar, miocarditis, otitis media, sinusitis

Linfadenopatía

La inflamación y los ganglios linfáticos inflamados indican una proliferación activa de células linfoides. Además de los cambios en los ganglios linfáticos, con la linfadenopatía se observan los siguientes síntomas clínicos:

  • pérdida de peso sin causa;
  • aumento de hepatomegalia y esplenomegalia;
  • episodios de fiebre;
  • sudoración intensa
  • erupciones purulentas en la piel (ampollas, pápulas, ampollas, úlceras, pústulas);
  • temperatura corporal alta

Síndrome convulsivo

Una reacción no específica del cuerpo humano a un estímulo interno o externo con un ataque involuntario de contracciones musculares se llama síndrome convulsivo. Se observan convulsiones en pacientes con meningitis. La inflamación de las meninges es causada por hongos, rickettsia, virus y bacterias. El síndrome clínico convulsivo se caracteriza por relajación muscular, espasmos a corto plazo. Comienzan con la cara, luego capturan las manos, dedos, antebrazos, hombros, piernas.

Síndrome meníngeo

Ocurre debido a la irritación por factores externos o internos de las meninges. El síndrome meníngeo o meningismo ocurre con intoxicación, tumores, hipoxia y enfermedades inflamatorias. La hiperestesia general se acompaña de sensibilidad a los estímulos de luz y sonido, tensión de los músculos masticatorios y rigidez en el cuello, hemorragia subaracnoidea y otros síntomas de líquido cefalorraquídeo. Al intentar doblar la cabeza del paciente, un dolor agudo se apodera. Cuando se extiende una pierna, la segunda se dobla involuntariamente.

Síndrome de fiebre

La esencia del síndrome febril es que la termorregulación humana responde a los pirógenos, sustancias no específicas. Como resultado, la temperatura se desplaza a un nivel superior, mientras se mantienen los mecanismos de termorregulación. Las causas más comunes de alta temperatura son parásitos, virus patógenos infecciosos, microbios y sus productos metabólicos. Síntomas comunes del síndrome de fiebre:

  • confusión, delirio;
  • sudoración intensa, temblor, escalofríos;
  • falta de apetito
  • dolores en los huesos;
  • mal humor desmotivado;
  • respiración rápida
  • enrojecimiento de la piel de la cara;
  • sed

Síndrome de exantema

Una infección viral que ocurre en bebés y niños pequeños. Inicialmente, el síndrome de exantema se caracteriza por fiebre sin síntomas locales. Después aparecen erupciones parecidas a la rubéola en la piel. Exantema tiene otros nombres: seudo rubéola, roséola, sexta enfermedad. El exantema viral se manifiesta por una erupción cutánea que ocurre cuando baja la temperatura. Las erupciones aparecen en el cuerpo, extendiéndose gradualmente al cuello, la cara, las extremidades superiores e inferiores. Los síntomas persisten hasta por 3 días, luego de lo cual desaparecen sin dejar rastro.

Síndrome de dolor de garganta

Los síntomas y síndromes de enfermedades infecciosas se manifiestan principalmente por fiebre alta e intoxicación. Una historia epidemiológica indica los signos principales: agitación o letargo del paciente, erupciones vesicular-pustulares, triángulo nasolabial pálido, bazo o hígado agrandado. El síndrome de Catarrhal en enfermedades infecciosas es un signo de amigdalitis aguda (amigdalitis), traqueitis, faringitis, laringitis, gripe. Sus manifestaciones clínicas corresponden a catarro difuso del tracto respiratorio (superior).

Síndrome tóxico general

Los métodos bacteriológicos para diagnosticar enfermedades infecciosas ayudan a identificar el agente causal (análisis de sangre bioquímico), pero el médico hará un diagnóstico más rápido, en función de las manifestaciones del síndrome tóxico general. Para la condición patológica de un paciente con una infección, son característicos síntomas como escalofríos, somnolencia y varios tipos de fiebre. El síndrome tóxico general en enfermedades infecciosas es característico de las siguientes infecciones:

  • encefalitis;
  • plaga
  • sarampión
  • fiebre tifoidea;
  • pseudotuberculosis;
  • mononucleosis;
  • toxoplasmosis

Síndrome de ictericia

Con muchas enfermedades infecciosas, el síndrome de ictericia se manifiesta. Las patologías hepáticas de cualquier etiología se acompañan de este síntoma (hepatitis A, B, C, E, hepatosis, cirrosis). Un paciente con síndrome ictérico tiene un pigmento de piel rojo anaranjado o amarillo azafrán, ya que el proceso patológico se localiza en los hepatocitos. Malestar expresado subjetivamente e insuficiencia hepática de diversos grados.

Síndrome de diarrea

El síntoma más común que acompaña a muchas enfermedades. El síndrome de diarrea se caracteriza por un aumento en el volumen de heces de una consistencia acuosa, absorción inversa de gases. Cuando es difícil que los ácidos grasos ingresen al tracto gastrointestinal, las deposiciones se vuelven grasosas y se vuelven acólicas. La diarrea rápida como el rayo sugiere infecciones intestinales agudas. Las heces sueltas con sangre son la primera manifestación de la enfermedad de Crohn, la difteria o la colitis ulcerosa. La diarrea crónica se observa en la patología del sistema digestivo.

Síntomas de enfermedades infecciosas

Independientemente del tipo de patógeno, los signos de infección aparecen aproximadamente igual. La aparición de la enfermedad está precedida por la intoxicación, que combina malestar general, dolor muscular, fiebre y migraña. Todos los síntomas dolorosos comienzan debido a:

  • inmunidad debilitada;
  • actividad sedentaria;
  • falta de vitaminas;
  • disbiosis
  • hipotermia estacional;
  • ansiedad regular, estrés;
  • nutrición desequilibrada;
  • transfusión de sangre;
  • contacto con una persona infectada.

Primeros síntomas

Un signo integral de infección en el cuerpo es la presencia de un período de incubación. La duración de la incubación depende del tipo de patógeno, y varía. Con el SARS y la influenza, es de 1-2 días con VIH - 10 años. Los primeros síntomas de una enfermedad infecciosa aparecen al final del período de incubación, que está determinado por la naturaleza de la respuesta inmune y la agresividad del agente. Después de la incubación, comienza el período prodrómico, en el que el paciente ya sabe que no está bien. Esta fase puede durar de 1 a 10 días. Es difícil hacer un diagnóstico en esta etapa.

Síntomas comunes

Por clasificación, las infecciones se dividen en intestinales, virales, bacterianas, fúngicas y parasitarias. A menudo se dividen según la ubicación de los patógenos y el método de infección. Las infecciones siempre comienzan de la misma manera, pero el pico de la enfermedad puede tener lugar de diferentes maneras, dependiendo del tipo de patógeno. Por ejemplo, si los ganglios linfáticos aumentan, entonces el médico puede considerar la mononucleosis o una enfermedad de transmisión sexual. El vómito se desarrolla en enfermedades como la escarlatina, la erisipela y el tifus. Los síntomas generales de infección aparecen solo en la primera fase de la enfermedad.

Síntomas de enfermedades infecciosas en niños.

Un niño siempre está infectado por una persona enferma. Dado que es difícil obtener información sobre el estado de salud de él, es posible diagnosticar la enfermedad en función de los síntomas de las enfermedades infecciosas infantiles. Por ejemplo, una onfalitis flemonosa, un pediatra reconoce por descamación y costras (costras) de la piel alrededor del ombligo, y linfadenitis axilar, por los ganglios linfáticos inflamados. Recientemente, a menudo entre los niños hay cepas de rotavirus atípicas con tales signos:

  • heces estancadas;
  • pigmentación de la piel;
  • manchas en la mucosa oral;
  • Daño a la orofaringe.

Síntomas de enfermedades infecciosas peligrosas

Las infecciones peligrosas que pueden ser fatales incluyen anemia hemolítica, sepsis meningocócica, tétanos, tos ferina y hemorragia. Los síntomas de enfermedades infecciosas peligrosas son diferentes, pero todos tienen un alto riesgo de complicaciones. En primer lugar en la mortalidad en el mundo está la infección por VIH, en el segundo - tuberculosis, en el tercero - difteria.

Síntomas de enfermedades sexuales infecciosas

Las patologías del sistema reproductivo son peligrosas debido a su asintomatismo en la primera fase después de la infección. Por ejemplo, la sífilis puede no ocurrir durante seis meses y la infección por estafilococos, hasta 10 días. Síntomas comunes de infecciones genitales:

  • secreción de moco y queso;
  • ganglios linfáticos en la región inguinal;
  • supuración de la piel;
  • sangrado genital;
  • dolor al orinar;
  • picazón, ardor, dolor en el sistema urinario.

Video: diagnóstico de enfermedades infecciosas

Atencion La información presentada en el artículo es solo orientativa. Los materiales del artículo no requieren un tratamiento independiente. Solo un médico calificado puede hacer un diagnóstico y dar recomendaciones para el tratamiento en función de las características individuales de un paciente en particular.